Larga vida útil y baja mantención

El PVC es 100% impermeable a la humedad, por lo tanto no requiere ningún tipo de tratamiento, a diferencia de la madera.

Además, la alta calidad de sus refuerzos galvanizados, herrajes, tornillos de instalación y totalidad de materiales utilizados en la fabricación, hacen que la ventana de PVC permanezca inalterable en el tiempo, asegurando ausencia de  oxidación y un perfecto funcionamiento durante toda su vida útil.

Por otra parte son muy fáciles de limpiar, el PVC no tiene porosidad por lo tanto el polvo no queda atrapado. No necesitan mantenimiento ya que el PVC no se degrada ni pierde sus cualidades, no hay forma de que se vea afectado por termitas u otros insectos, por lo tanto son la solución ideal para edificios públicos, colegios, hospitales, viviendas y oficinas.

100% impermeables e inalterables en el
tiempo 40-50 años.

 

ven4